Quizás

tumblr_mn3vxrsEHS1s59yrco1_500

A veces no entendemos el valor del silencio, ni de la llovizna que nos derraman dentro algunas palabras. No nos detenemos a mirar ni a sentir y mucho menos a vivir. Somos muertos que caminan arrastrando vivencias.
Somos forasteros de un pasado y errantes de un futuro al que nos negamos a llegar.

Nos volvemos raquíticos emocionales, leprosos sentimentales. Extendemos las manos pero no entregamos nada, desplegamos sonrisas pero ya no aportan luz porque solo son heridas abiertas. Vemos pero no miramos, caminamos pero no avanzamos; llegando siempre tarde.

Nos recluimos en celdas de rutina y nos latigamos con la autoconmiseración, nos dejamos carcomer por las voces de nuestros errores, esos absurdos pasajeros que seguimos llevando a cualquier lugar donde se nos invite a ser feliz.
Aprendemos a decir “no”, mas como autoflagelo que como muestra de autonomía.

Dejamos de apreciar la belleza de un atardecer y la insinuación de los amaneceres. Dejamos de ser viento que impulsa sueños y nos convertimos en chubascos que opacan cualquier destello de ilusión.

Pero, los días siguen llegando con invitaciones abiertas para aprovechar; el cielo sigue envolviéndonos con cálidos colores que continúan llamándonos a disfrutar.

Quizás aún no es tarde para nosotros. Quizás solo baste que volvamos a abrir la ventana de la esperanza para dejar entrar la luz en el derruido interior lleno de escombros que seguimos arrastrando. Quizás es hora, no de sepultar, sino de cremar los cadáveres que tanto nos pesan y hemos llevado por años.

Quizás solo baste que volvamos a vernos sonreír frente al espejo para volver a enamorarnos de nosotros mismos.

 

Anuncios

9 thoughts on “Quizás

  1. Me parece una descripcion grafica de una vida de rutina, sin embargo, ¿como cambiar, si como dices son rutinas bien aprendidas, miedos, tabúes, “solo se ama una vez en la vida” se pierde y se muere…
    Excelente reflexión, Un abrazo a la distancia.

    Le gusta a 1 persona

  2. Y cuando vamos tan deprisa para llegar a ninguna parte. Y cuando simplemente nos quedamos con los ojos cerrados para no ver lo que está pasando, esa realidad que nos supera. Como bien has dicho, quizás es sólo una cuestión de volvernos a querer a nosotros mismos, guardo esa esperanza con paciencia.

    Le gusta a 1 persona

  3. Sólo el hombre puede salvar al hombre.
    Sólo Jadsae puede salvar a Jadsae.
    Nos vamos secando con cada decepción, con cada ofensa, con cada olvido.
    Nos convertimos en una piel cuarteada, tipo cuero duro y feo, porque un día dejamos de recibir el rocío mañanero de los valores universales.
    Como se ha escrito miles de veces y que llena bilbiotecas enteras: sólo el amor sirve como remedio.
    La esperanza que elevas en pleno plano inclinado de tu relato, es parte de la corona de perlas que vamos formando en el cielo con cada obra buena que llevamos a cabo.
    La esperanza es el mejor final que pudiste haber elegido.
    Un abrazo
    MIR
    @LetrasOnerosas en Tw.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s