Como siempre pero sin ti

No hay bandera, ni patria, ni puerto para esta sensación de vacío que se acumula dentro.
Las noches no avanzan, se van quedando amontonadas en mis días.

Las canciones no ríen como antes, ahora, sólo quieren acariciar el techo con baladas de amor trágico.
Mi luna ya no quiere brillar, se ha escondido detrás de las nubes que se han propuesto solamente dibujar tormentas.
Se han marchitado las estrellas y se han sepultado solas todas mis flores.
Ya no hay mar en calma, ni faro que guíe; todo es sombras y recuerdos escondidos; todo es traición frente al espejo; todo es silencio, todo es precipicio, todo es huracán.

Todo es aluvión sin fronteras, caídas sin saltos de fe.
Mi ventana ya no mira a ningún lado, mi cielo ya no quiere dibujar historias con las nubes.
Mi espejo se niega a reconocerme sin ti de mi lado, mi almohada ha decidido no volver a soñar.
Todo es derrumbe, catástrofe y lluvia. Todo es gris, oscuro y frío.

Todo es como antes, como siempre pero sin ti.


6 respuestas a “Como siempre pero sin ti

  1. Cuando dices: “Todo es como antes, como siempre pero sin ti”, me gustaría darme por aludido para poder decirte que, aunque yo no esté, quizá mañana nos encontremos, y, entonces, quisiera verte con al menos con un poquito de dignidad y de esperanza; mi amor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s