758 estrellas después

 

65b4e1b3e9952d574812eb90d4cfa673

Y esperé.
Absurdamente como si pudieras regresar, como si de alguna forma milagrosa las estrellas te guiaran de regreso a mí.

Seguí por 758 infinitos, imaginando tu sonrisa y tus ojitos de constelaciones, seguí entonando canciones que llevaban tu nombre y dedicándote suspiros enamorados y esperanzados.
Seguí durante 2175 noches, pidiéndole al cielo, que donde sea que estuvieras, te cuidara siempre y te hiciera sentir que, de este lado de las nubes, yo aún aguardaba por ti.

Pero hoy, cariño mío, he dejado de esperarte.
Hoy, cerré la puerta, cambié la cerradura y le he puesto llave.
Aquí ya no hay puente que te traiga de regreso, ni soles que te guíe de vuelta.
He incendiado los mares, he ahogado los mapas y he destruido todas las entradas.

Aquí ya no hay recuerdo que lleve tu nombre, ni canción que vuelva a hablarme de ti. Aquí ya no hay poema que te suspire, ni piel que anhele tu tacto.

Hoy, he decidido barrer la casa, echar fuera todos los pequeños trocitos de ilusiones que aún revoloteaban dentro. Hoy he arrancado tu apellido de todas mis paredes, le he cambiado el significado a las estrellas y he aprendido a sonreír sin pensar en tus labios.

Hoy, amor, he asesinado a todas mis vidas para matar tu recuerdo de cada una de ellas.
Hoy, he dejado de esperarte.
Hoy, te he olvidado.

Anuncios

26 respuestas a “758 estrellas después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s